Serveis

 

Assessoria Fiscal

 

 

Assessoria Comptable

 

Assessora Laboral

 


 

Comunitats de Propietaris

 

Assegurances

 

Advocats


Consultoria i empreneduria

 

Registre de Marques

 

Declaració de la Renda



Novetats

¿QUE IRPF APLICAREMOS AL ADMINISTRADOR?

 

   Si el administrador es socio y trabajdor, puede percibir diferentes tipos de        retribución por sus servicios y estar sujeto a diferentes tipos de retención...

 

     Caso general. Si usted es administrador de su empresa y trabaja en ella, percibiendo retribuciones        por ambas ocupaciones, deberá tributar del siguiente modo el IRPF:

  • Administrador y gerente. Las retribuciones que perciba por el desempeño del cargo de administrador y por el desarrollo de tareas de gerencia serán "rendimientos del trabajo,              pero no quedaran sometidas al tipo de retención variable aplicable a este tipo de rendimientos, sino a una retención fija del 35%. Si en el ejercicio anterior al pago de los rendimientos su  empresa hubiese tenido una cifra de negocios inferior a 100.000 euros, la retención sería            del 19%.
  • Trabajador: Las retribuciones que perciba por trabajos no propios de la gerencia (por ejemplo,  como jefe comercial o de personal) tambien se consideran rentas del trabajo. Pero en este caso   el tipo de retención no será fijo, sino el que derive de la tabla general de retenciones aplicable a       los trabajadores.
  • Profesional. No obstante, si la empresa presta servicios profesionales, el socio           administradores quien los presta efectivamente y además cotiza como autónomo (o en una   mutualidad de previsión alternativa), los rendimientos indicados en el segundo punto   anterior se considerarán "rendiminetos de actvidades ecónomicas" (y no del trabajo). En   este caso, el tipo de retención será del 15%.
  1. La sociedad deberá desarrollar una actividad calificada como profesional en la sección segunda    de las tarifas del IAE, y el socio deberá trabajar en el día a día de la empresa desarollando efectivamente esa misma actividad professional.
  2. El socio deberá estar obligado a cotizar en el Régimen de Áutonomos (o en una mutualidad alternativa) Esto ocurrirá si posee una participación de al menos el 25% del capital (o del 50% junto a familiares hasta el segundo grado con los que conviva).
  3. La tributación de las retribuciones por las tareas de administrador y gerente no cambia: seguirán considerándose rendimientos del trabajo sometidos a una retención fija del 35%.

 

 

 

 

ESTOS SON LOS RECARGOS POR INGRESAR FUERA DE PLAZO

 

  

RECARGOS POR DECLARACIÓN EXTEMPORÁNEA.

 

-Si la autoliquidación se presenta dentro de los tres meses siguientes a la finalización del plazo establecido: Recargo del 5% sin intereses de demora ni sancion

 

-Si la autoliquidación se presenta dentro de los tres meses y los seis meses siguientes a la finalización del plazo establecido: Recargo del 10% sin intereses de demora ni sancion

 

-Si la autoliquidación se presenta dentro de los seis meses y los doce meses siguientes a la finalización del plazo establecido: Recargo del 15% sin intereses de demora ni sancion

 

-Si la autoliquidación se presenta transcurridos doce meses desde la finalización del plazo establecido: Recargo del 20% sin sanción, exigiéndose intereses de demora desde el día siguiente al término de los doce meses siguientes a la finalización del plazo establecido para la presentación de la autoliquidación o declaración hasta el momento en que las mismas se hayan presentado.

 

Posibilidad de reducción en un 25%, siempre que se ingrese en período voluntario.

 

 

 

 

 

 

Como están aplicando los jueces la jornada a la carta

 

Hace unos meses salió la reforma del Artículo 34.8 del Estatuto de los

Trabajadores, llevada a cabo por el Real Decreto-ley6/2019, de 1 de

marzo, de medidas urgentes para garantía de la igualdad de trato y

de oportunidades entre mujeres y hombres en el empleo y la ocupación,

y conocida coloquialmente como "jornada a la carta", que hace referencia

a que los trabajadores puede adaptar la jornada a sus necesidades,

 

especialmente de conciliación de la vida familiar.

 

En concreto, el apartado 8 del Artículo 34, en vigor desde el 8 de Marzo,

 

establece:

 

Las personas trabajadoras tienen derecho a solicitar las adaptaciones de la

duración y distribución de la jornada de trabajo, en la ordenación del tiempo

de trabajo y en la forma de prestación, incluida la prestación de su trabajo a

distancia, para hacer efectivo su derecho a la conciliación de la vida familiar y

laboral. Dichas adaptaciones deberán ser razonables y proporcionadas en

relación con las necesidades de la persona trabajadora y con las necesidades

 

organizativas o productivas de la empresa.

 

En el caso de que tengan hijos o hijas, las personas trabajadoras tienen

derecho a efectuar dicha solicitud hasta que los hijos o hijas cumplan doce

 

años.

 

En la negociación colectiva se pactarán los términos de su ejercicio, que se

acomodarán a criterios y sistemas que garanticen la ausencia de

discriminación, tanto directa como indirecta, entre personas trabajadoras de

uno y otro sexo. En su ausencia, la empresa, ante la solicitud de adaptación

de jornada, abrirá un proceso de negociación con la persona trabajadora

durante un periodo máximo de treinta días. Finalizado el mismo, la empresa,

por escrito, comunicará la aceptación de la petición, planteará una propuesta

alternativa que posibilite las necesidades de conciliación de la persona

trabajadora o bien manifestará la negativa a su ejercicio. En este último caso,

 

se indicarán las razones objetivas en las que se sustenta la decisión.

 

La persona trabajadora tendrá derecho a solicitar el regreso a su jornada o

modalidad contractual anterior una vez concluido el periodo acordado o

cuando el cambio de las circunstancias así lo justifique, aun cuando no

 

hubiese transcurrido el periodo previsto.

 

Lo dispuesto en los párrafos anteriores se entiende, en todo caso, sin

perjuicio de los permisos a los que tenga derecho la persona trabajadora de

acuerdo con lo establecido en el artículo 37.

 

Las discrepancias surgidas entre la dirección de la empresa y la

personatrabajadora serán resueltas por la jurisdicción social a través del

procedimiento establecido en el artículo 139 de la Ley 36/2011, de 10 de

octubre, Reguladora de la Jurisdicción Social.

 

Pero, como pasa en casi todas las reformas normativas, y más en las referidas

a cuestiones laborales, es necesario que transcurra un tiempo para que los

 

Juzgados y Tribunales vayan perfilando la aplicación práctica de la norma.

 

Como era de esperar, esta medida ha generado una alta litigiosidad laboral, y

en estos meses ya ha habido ocasión para que los Juzgados y Tribunales se

 

pronuncien al respecto.

 

Eso sí, la mayoría de los pronunciamientos judiciales coinciden en señalar que

las adaptaciones que se soliciten deberán ser razonables y proporcionadas en

relación con las necesidades de la persona trabajadora y con las necesidades

 

organizativas o productivas de la empresa.

 

Ello supone, en la práctica, que la empresa debe acreditar y justificar

suficiente y adecuadamente las razones que por las que, en su caso, deniega

la petición del trabajador o trabajadora, pues la inmensa mayoría de las

sentencias que dan la razón a los trabajadores entienden que la empresa no

 

ha justificado las razones para denegar la petición.

 

La persona trabajadora tendrá derecho a solicitar el regreso a su jornada

modalidad contractual anterior una vez concluido el periodo acordado o

cuando el cambio de las circunstancias así lo justifique, aun cuando no

 

hubiese transcurrido el periodo previsto.

 

 


 

Consulta el nostre

nou espai d'immobles!

 

Consulta productes i

serveis del teu voltant!


Segueix-nos

Seminaris


Actualitat