Serveis

 

Assessoria Fiscal

 

 

Assessoria Comptable

 

Assessora Laboral

 


 

Comunitats de Propietaris

 

Assegurances

 

Advocats


Consultoria i empreneduria

 

Registre de Marques

 

Declaració de la Renda



Novetats

Próximas medidas que implantará el nuevo gobierno

 

El nuevo gobierno ha hecho público un documento que recoge las medidas que tiene previsto implantar durante la legislatura. Apunte. Vea, en materia laboral, las medidas más destacadas:

 

  • Está previsto que se derogue el despido objetivo por faltas de asistencia de un trabajador aunque dichas ausencias estén justificadas. ¡Atención! Recuerde que hace unas semanas el Tribunal Constitucional consideró que este tipo de despido es válido.
  • Parece que se derogará la prioridad aplicativa de los convenios de empresa sobre los convenios sectoriales. Apunte. Actualmente, en determinadas materias tasadas en la ley (como la cuantía del salario, por ejemplo), las condiciones de trabajo de un convenio de empresa se deben aplicar aunque su regulación sea menos favorable que la del convenio del sector.
  • El documento indica que se limitará la capacidad de modificación unilateral de las condiciones del contrato por parte de la empresa.
  • También está previsto que se revise el mecanismo de inaplicación de los convenios colectivos, de modo que sólo pueda utilizarse el descuelgue salarial si se acreditan causas económicas graves.
  •  Se reforzará el principio de causalidad en la contratación temporal y las sanciones aplicables a su uso fraudulento. Apunte. Lo que se persigue es que la contratación indefinida sea la forma ordinaria de acceso al empleo.
  • Habrá cambios en la normativa sobre trabajo a tiempo parcial, para prevenir su uso fraudulento.
  • Se revisarán las causas del despido para hacer más precisa la definición de las causas económicas, técnicas, organizativas o de producción.

 

Pulse aquí para acceder al texto íntegro del documento.

 

 

 

 

 

 

 

¿¿Cuándo se podra extingir el contrato??

Se podra extingir el contrato cúando...

 

    Por faltas de asistencia al trabajo, aun justificadas pero intermitentes, que alcancen 

    el 20% de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos siempre que el total de

    faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de

    las jornadas hábiles, o el 25% en cuatro meses discontinuos dentro de un periodo

    de doce meses.

 

No se computarán como faltas de asistencia, a los efectos del párrafo anterior, las ausencias debidas a huelga legal por el tiempo de duración de la misma, el ejercicio

de actividades de representación legal de los trabajadores, accidente de trabajo, maternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia, enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia, paternidad, licencias y vacaciones, enfermedad o accidente no laboral cuando la baja haya sido acordada por los servicios sanitarios oficiales y tenga una duración de más de veinte días consecutivos, ni las motivadas por la situación física o psicológica derivada de violencia de género, acreditada por los servicios sociales de atención o servicios de Salud, según proceda.

 

 

Tampoco se computarán las ausencias que obedezcan a un tratamiento médico de cáncer o enfermedad grave.

 

Esta modalidad de despido objetivo se convirtió en una de las cuestiones más polémicas de la reforma laboral de 2012; tanto que la redacción que tenía en el Real Decreto-ley 3/2012, , fue modificada, como consecuencia de la tramitación parlamentaria de la reforma laboral en el Congreso de los Diputados.

 

En consecuencia, y como puede verse, las faltas de asistencia al trabajo, aún justificadas pero intermitentes, permiten acudir a esta modalidad de despido, pero siempre que se cumplan determinadas condiciones. Así, dichas faltas de asistencia tienen que alcanzar el 20 % de las jornadas hábiles en dos meses consecutivos (es decir, unos 9 días), siempre que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de las jornadas hábiles (este requisito ha sido añadido por la Ley 3/2012); o el 25 % en cuatro meses discontinuos (unos 21 días) dentro de un periodo de doce meses.

 

Pero ese porcentaje de faltas de asistencia no es el único requisito que debe tenerse en cuenta a la hora de valorar si concurre esta causa de despido, porque el propio Artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores establece, como hemos visto, que en el caso de ausencias en dos meses consecutivos, debe cumplirse, además, el dado de que el total de faltas de asistencia en los doce meses anteriores alcance el cinco por ciento de las jornadas hábiles.

 

Es importante saber que la norma establece una serie de criterios para saber qué ausencias del trebajador computan a efectos de este despido y cuáles no.

 

Así, según la norma, no se tendrán en cuenta como faltas de asistencia, a los efectos de este despido, las ausencias debidas a huelga legal por el tiempo de duración de

la misma, el ejercicio de actividades de representación legal de los trabajadores, accidente de trabajo, maternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia, enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia, paternidad, licencias y vacaciones, enfermedad o accidente no laboral cuando la baja haya sido acordada

por los servicios sanitarios oficiales y tenga una duración de más de veinte días consecutivos, ni las motivadas por la situación física o psicológica derivada de violencia de género, acreditada por los servicios sociales de atención o servicios

de Salud, según proceda. Tampoco se computarán las ausencias que obedezcan a un tratamiento médico de cáncer o enfermedad grave.

 

Por tanto, dentro del porcentaje necesario para que concurra esta causa de despido no puede computarse ninguna ausencia que venga motivada por las circunstancias fijadas en el párrafo anterior, porque, de ser así, el despido podría ser declarado improcedente o, en su caso, nulo.

 

 

 

 

¿Son válidos los acuses o avisos de recibo electrónicos de Correos para acreditar notificaciones o intentos de notificación de actos administrativos?

 

 

Según el Tribunal Económico Administrativo Central,  siempre que estos acuses o avisos de recibo electrónicos contengan los datos necesarios requeridos por la normativa reguladora, son válidos 

para para acreditar, respectivamente, la notificación o los intentos de notificación de los actos administrativos.

 

 

Resuelve en este sentido el TEAC ante el intento de notificación de una resolución sancionadora,

que iba a ser entregada al interesado en soporte papel a través de un empleado de Correos, en vez

de cumplimentar el tradicional aviso de recibo o tarjeta rosa en soporte papel consignando las incidencias de la entrega, el cartero, debidamente autorizado para ello, reflejó dichas incidencias

en un terminal PDA (computadora de bolsillo con un sistema de reconocimiento de escritura).

 

En estos dispositivos se recoge la imagen de la firma del destinatario una vez comprobada su identidad.

Los datos consignados en dicho terminal pasan al sistema informático de gestión de entregas de Correos y éste emite un documento electrónico, a disposición de sus clientes, denominado prueba de Entrega electrónica por el que se certifica la entrega o la imposibilidad de entrega del envío y en el que se hacen constar las incidencias de la notificación. Dicha Prueba de Entrega Electrónica sustituye la impresión de los avisos de recibo por una transacción íntegramente electrónica.

 

El TEAC corrige al Tribunal Económico Administrativo Regional de Andalucia  cuando este entiende que 

"en el expediente remitido por la Dirección General de Tráfico, consta únicamente un certificado en el que se indica que la resolución sancionadora no pudo ser notificada personalmente, pero no se acompaña el acuse de recibo acreditativo de dichos intentos de notificación personal...".

 

A lo que el recurrente (Director del Departamento de Recaudación de la AEAT) mediante recurso extraordinario de alzada para la unificación de criterio que es el que en esta Resolución es solventado,

alega que:

 

 

no se trata de que no se haya incluido en el expediente la tarjeta rosa de aviso de recibo y sí un certificado de su contenido, sino que la targeta rosa no ha existido en ningún momento porque ha sido sustituida por un documento electrónico (certificación de entrega o de imposibilidad de entrega) cumplimentado a partir del vuelco de los datos incorporados a los terminales de los empleados de la sociedad estatal Correos y Telégrafos, S.A. en el momento de la notificación.

 

Recordando además que el apartado cuarto del artículo 22 de la Ley 43/2010, de 30 de diciembre, del Servicio postal universal, de los derechos de los usuarios y del mercado postal, concerniente a los

principios y requisitos de la prestación del servicio postal universal por el operador designado por el

Estado, Carteroestablece que "(...) La actuación del operador designado gozará de la presunción de

veracidad y fehaciencia en la distribución, entrega y recepción o rehúse o imposibilidad de entrega de notificaciones de órganos administrativos y judiciales, tanto las realizadas por medios físicos, como telemáticos, (...); pues además, a partir del Código Seguro de Verificación (CSV) que figura en el pie del documento podrá cotejar el documento generado por Correos y comprobar la integridad del mismo.

 

Por lo que finalmente concluye, tal y como hemos comenzado la resolución de la consulta planteada:

 

Los acuses o avisos de recibo electrónicos, denominados también certificados de entrega o

de imposibilidad de entrega, emitidos por la sociedad estatal Correos y Telégrafos, SA, son

válidos  para acreditar, respectivamente, la notificación o los intentos de notificación de los

actos administrativos siempre que contengan los datos necesarios requeridos por la normativa

reguladora.


 

Consulta el nostre

nou espai d'immobles!

 

Consulta productes i

serveis del teu voltant!


Segueix-nos

Seminaris


Actualitat